Auto de Tribunal Agroambiental Plurinacional, 31-05-2024

Número de expediente5474-RCN-2023
Fecha31 Mayo 2024
Tipo de proceso:Desalojo por Ana Rosario Vilar Zarate, representado legalmente por Rodrigo Caso Burgos, contra Carmelo Sorioco Jiménez, Julia Eve Tomicha, Gabriela Paz Salvatierra, Vania Selina Cuasace Choma, Angélica Sorioco Jiménez, Isabel Supepi.Recurrente:Ana Rosario Vilar Zarate, representado legalmente por Rodrigo Caso Burgos.Resolución recurrida:Sentencia N° 17/2023 de 11 de septiembre de 2023.Distrito:Santa Cruz.Asiento Judicial:Santa Cruz Capital.Fecha:31 de mayo de 2024Magistrado Relator:
EmisorTribunal Agroambiental (Bolivia)

AUTO AGROAMBIENTAL PLURINACIONAL S1a N° 40/2024

Expediente:

5474-RCN-2023.

Proceso:

Desalojo por Avasallamiento

Partes:

A.R.V.Z., representado legalmente por R.C.B., contra Carmelo Sorioco Jiménez, J.E.T., G.P.S., Vania Selina Cuasace Choma, A.S.J., I.S..

Recurrente:

A.R.V.Z., representado legalmente por R.C.B..

Resolución recurrida:

Sentencia N° 17/2023 de 11 de septiembre de 2023.

Distrito:

Santa Cruz.

Asiento Judicial:

Santa Cruz Capital.

Fecha:

31 de mayo de 2024

Magistrado Relator:

R.N.V. Mercado

El recurso de casación cursante de fs. 175 a 189 de obrados, interpuesta por A.R.V.Z., representado legalmente por R.C.B., contra la Sentencia Agroambiental N° 17/2023 de 11 de septiembre de 2023, cursante de fs. 160 vta. a 165 vta., de obrados, que resuelve declarar Improbada la demanda, pronunciada por el Juez Agroambiental de la Capital de Santa Cruz, dentro del proceso de Desalojo por Avasallamiento, interpuesto por A.R.V.Z., representado legalmente por R.C.B., contra C.S.J., Julia Eve Tomicha, G.P.S., V.S.C.C., Angélica Sorioco Jiménez, I.S..

I. ANTECEDENTES PROCESALES

I.1. Argumentos que sustentan la Resolución recurrida en casación.

De fojas 160 vta. a 165 vta. de obrados, cursa la Sentencia N°17/2023 de 11 de septiembre de 2023, emitido por el Juez Agroambiental de la Capital de Santa Cruz, declarando IMPROBADA la demanda de desalojo por avasallamiento, interpuesta por Ana Rosario Vilar Zarate, representado legalmente por R.C.B., contra Carmelo Sorioco Jiménez, J.E.T., G.P.S., V.S.C.C., A.S.J. e Isabel

Supepi, disponiendo costas y costos a la demandante, decisión judicial que se sustenta en los siguientes argumentos jurídicos:

I.1.1. La autoridad jurisdiccional del caso señala que, A.R.V.Z. a través de su apoderado Rodrigo Caso Burgos, interpone demanda de desalojo por avasallamiento contra Carmelo Sorioco Jiménez, J.E.T., G.P.S., Vania Selina Cuasace Choma, A.S.J. e I.S., argumentando que, entre julio y agosto de 2022, el apoderado se encontraba concluyendo tramites de transferencia de las áreas municipales como ser calles, espacios públicos del lote de terreno denominado “SOLEDAD” a instancias del Gobierno Municipal de Porongo, como resultado de ello se suscribió un Documento Público con el N° 1493/2021, de cesión de áreas de uso público en favor del municipio de Porongo y que hasta esa fecha de cesión de estas áreas verdes y proyecto urbanístico del lote de terreno, no existía presencia de avasalladores, sin embargo a la conclusión de los tramites mencionados ingresaron y empezaron a construir a partir del mes de agosto de 2022, utilizando materiales de la zona, calaminas y otros, llegando a ocupar hasta la vivienda de la casera de nombre Julia Eve Tomicha, que posteriormente se convierte en avasalladora al ser conviviente del cabecilla de nombre C.S.. El 5 de agosto de 2022, fue comunicado vía telefónica que un grupo de personas se encontraban reunidos cerca del terreno donde sorprendieron al señor C.S.J. junto a otras personas aprestos para invadir la propiedad, ante la confrontación el señor Carmelo Soriaco Jiménez habrían manifestado que la propietaria de ese terreno era su esposa J.E.T. y que nadie puede sacarles del terreno; posteriormente en fecha 4 de febrero de 2023, estos ciudadanos junto al topógrafo empezaron a subdividir el terreno en lotes, con estos antecedentes se presenta la demanda de desalojo por avasallamiento.

I.1.2. La autoridad jurisdiccional valorando las pruebas de cargo y descargo realiza su fundamentación jurídica, considerando que, en el presente proceso la pretensión del demandante versa en obtener el desalojo por avasallamiento del predio denominado “SOLEDAD” con una superficie de 35.000 M2, ubicado en el cantón Terebinto de la Provincia Andrés de I. del Departamento de Santa Cruz, Registrado en Derechos Reales, bajo la Matricula: 7.01.3.02.0002573. En merito a ello hace algunas consideraciones de orden legal y jurisprudencial sobre los presupuestos para la procedencia del desalojo por avasallamiento, que constituyen el sustento normativo de la Resolución N° 17/2023 de 11 de septiembre de 2023.

I.1.3. En relación a los presupuestos para la procedencia de la acción, establece los hechos probados y no probados.

Hechos probados: Por las documentales: 1) Testimonio N° 0074/2011 de 31 de enero, Escritura de Transferencia de inmueble rústico denominado "S." suscrito por C.M. de S., R.S.S. en calidad de vendedores a favor de Ana Rosario Vilar Zárate y Testimonio N° 01342/2011 de 21 de octubre aclarativa de superficie transferida; 2) Plano Catastral del Gobierno Autónomo Municipal de Porongo, Certificado Catastral; 3) F. real de la matrícula N° 7.01.3.02.0002573 en cuyo asiento A -4 figura la demandante A.R.V.Z. como propietaria, documentos con los cuales la demandante A.R.V.Z., demuestra su derecho propietario sobre la propiedad denominada "S." en conflicto, ubicada en el cantón Terebinto, sección tercera de la provincia A.I. del departamento de Santa Cruz.

La autoridad jurisdiccional argumenta, que si bien es cierto que por el Instrumento N° 1493/2021 Minuta de Cesión de áreas de uso público a título Gratuito que suscribe la actora con el Gobierno Autónomo Municipal de Porongo, se cede parte de la propiedad hoy en litigio, no obstante, la referida cesión no ha sido concluida con la inscripción en Derechos Reales por lo que la actora aún ostenta el dominio de la propiedad y la legitimidad para iniciar la presente acción.

En tal sentido, se tiene que el derecho propietario no ha sido desvirtuado por la parte demandada por ningún medio probatorio, consiguientemente se tiene acreditado el primer requisito de procedencia del proceso de desalojo por avasallamiento, consistente en la titularidad no controvertida del derecho de propiedad que le asiste al demandante.

Hechos no probados:

El demandante no ha demostrado que los demandados, entraron de forma violenta o pacífica, temporal o continua a la propiedad denominada “S., en la fecha descrita en la demanda, este requisito de procedencia del proceso de desalojo por avasallamiento, no pudo ser probado por la parte actora, toda vez que según la relación fáctica de la demanda se tiene como fecha de la presunta eyección el 05 de agosto de 2022, siendo que con anterioridad refiere la existencia de una casita de la cuidadora, el informe técnico evacuado por el Ing. S.C.M., responde al punto 2 de pericia de la siguiente manera. "Se ha logrado todas las mejoras existentes dentro del predio denominado soledad como ser las principales son las casas construidas que son 5, corral de patos, plantas de mangas, coco, yuca, baños son que existen dentro del predio la soledad.”, al punto 3 Establecer la antigüedad de las mejoras en la propiedad con imágenes satelitales, se tiene: “Imagen satelital Google Earth pro del 09/2022, (...) la casa 3, 2, 1, 5 y 4 están dentro del área de la Litis es parte del predio la Soledad con una superficie de 1480 ha. Es ocupada por el Sr. Carmelo y otros y la Superficie de 8522 m2 esta con vegetación…”

“En la Imagen del 02/2022 Google Earth se aprecia de igual manera que la del mes nueve del mismo año repite. En la imagen satelital Google Earth del 10/2021 se aprecia la casa del 1, 2, 3 que son habitado por los señores C. y familia. En la imagen satelital del 03/2020 repite lo mismo que la del 2021.”. En base a los datos técnicos, resulta falso el hecho manifestado en la demanda que la invasión a la propiedad hubiera sido a principios del mes de agosto, a decir de la parte actora, los demandados hubieran esperado a que se concluya el trámite de cesión de la propiedad para su invasión; por el contrario, se demuestra que el Sr. C.S. y su familia ocupaban la propiedad desde mucho antes del 05 de agosto de 2022, Este extremo queda refrendado con la declaración de los testigos de cargo que declararon, que el demandado C.S.J. y Su familia habitan el predio mucho tiempo, antes de la fecha alegada en el memorial de demanda como fecha de supuesta desposesión, es decir, habitan antes del 05 de agosto de 2022, que si bien la data del tiempo no coincide entre lo señalado por los testigos, Avelino Coca Morrón dice entre 15 a 16 años, Hugo Luis Melgar Salvatierra dice 5 años y C.J.V. entre 20 a 25 años, este aspecto no es relevante, ni le quita credibilidad a las declaraciones, tomando en cuenta además que los declarantes son gente de campo, todas las declaraciones de manera coincidente refieren que el Sr. C.S. y su familia viven mucho tiempo atrás en la propiedad. Lo vertido por los testigos de cargo es concordante con las imágenes satelitales del Informe Técnico del este Juzgado, por lo que les otorga credibilidad. Además, es coherente con lo manifestado por el demandado Carmelo Soriaco Jiménez quien en la audiencia de inspección mencionó vivir en el lugar 30 años.

Por otro lado, el día de la inspección se puedo verificar la existencia de actividad agraria en la propiedad como ser plantaciones de mangas, coco, yuca, corral de patos, mejoras en cuanto a construcciones que acredita la posesión de los demandados, que se evidencia, no es reciente.

Del contraste armónico de todos los elementos de prueba señalados el Juez de la causa determina que la parte actora no ha demostrado que los demandados, entraron de forma violenta o pacífica, temporal o continua a la propiedad denominada S., en fecha 05 de agosto de 2022, por el contrario, ha quedado demostrado que su posesión data de mucho antes. Por otro lado, la parte actora no ha demostrado tener posesión en el predio antes del 05 de agosto de 2022.

La demandante no ha demostrado que los demandados no acrediten derecho de propiedad, posesión legal, derechos o autorizaciones sobre el predio denominado "S..

Según la declaración de los testigos Avelino Coca Morrón, Marco Montenegro, se tiene que los demandados ingresaron al lugar con autorización...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR